HISTERIA KOLEKTIBOA

HISTERIA KOLEKTIBOA

Cortes 29-31, 4ºF 48003 Bilbao
Variable, en función de cada programación

Histeria Kolektiboa no fue una selección sencilla, sólo podría llegar después de dar muchas vueltas. Somos hijas de una sociedad neurótica y nietas del psicoanálisis y el feminismo. El cuerpo, el nervio, la libertad, el sexo, el género, el arte y la psicología, han marcado nuestro pensamiento y acción para hacernos personas que conocemos nuestra histeria  y que la miramos desde el prisma de la creatividad y lo femenino, no como una enfermedad, sino como una respuesta, una respuesta que es Kolektiboa (se puede traducir tanto por colectivo como por colectiva en castellano) y que ahonda en la creación de un círculo de mujeres que se cuidan a sí mismas y entre ellas para influir positivamente en la neurosis general. Es un nosotras podemos y lo haremos con cuidado, desde la independencia y las relaciones de cariño, o por lo menos, lo intentaremos. Histeria Kolektiboa es un compromiso por el respeto, primero desde lo personal y finalmente, hacia lo colectivo.

Los programas anuales que compartimos son:

– Residencias. Apoyo en la producción e investigación para artistas al comienzo o mitad de carrera.

– Grupo de Performance Bastarda. Formación, creación y distribución de performances.

– Degeneradxs. Arte, pensamiento y transfeminismo decolonial facilitado por Duen Sacchi.

– Cuerpos en Resistencia. Estrategias artísticas de los cuerpos que resisten sin resistencia.

– Otros proyectos: EM Teje y Jugando con el tabú con Hamaika Palu, El Grupo de Lectura Caminante con Lydia Ashman, Simone Mair y Ania Bas, Inundación con Magda de Santo, Leire Ucha, Estíbaliz Villa y Maite Fombellida.

– Derivas: Espacio situacionista que acoge expresiones artísticas que pasan por la urbe bilbaína: Performances, charlas, música experimental, artistas de otros puntos del Estado, talleres…

Además, la Karpinteria acoge otros grupos y proyectos locales que hacen uso del espacio y otros recursos disponibles.
Histeria Kolektiboa nace en 2013 con el objetivo de transformar la realidad a través de la acción artística: la creatividad como forma de enriquecimiento, independencia y libertad. Bajo esta insignia y debajo de las faldas de seis mujeres, se empezó a gestar La Karpintería, una bastarda con personalidad, aprehensiva, curiosa, con ganas de conocer personas, de mezclar cuerpos y mentes, de disfrutar de la conversación, de la técnica del conocimiento. Insaciable, a veces excesiva, cariñosa, perdidamente enamorada de todo lo que la sorprenda, infiel y tan fiel y tan diestra en llevarte hasta su escena, hasta sus paredes, hasta su salón, hasta situaciones extraordinarias, auténticas, repletas de saberes tangibles e intangibles, de arte y experimentación que a veces es tachada de extravagante. Es nuestra bastarda más osada, más atrevida, más capaz de marcar lo que quiere y lo que no. Capaz de satisfacer sus deseos a costa de absorber todo por lo que por ella pase.

La Karpintería es también un lugar de encuentro, donde el compartir la creatividad, el marcar nuevas formas de comunicar y crear y saltar las fronteras del miedo y la superficialidad, se convierten en premisas necesarias para la creación artística y la transformación social. Una transformación social que empieza desde lo personal y acaba siendo colectiva. Una histeria que se fecunda y que genera brotes que crecen a su aire en otros cuerpos, en otras mentes, en espacios conocidos y desconocidos sanando historias enquistadas, podando las ramas enfermas que nos impiden crecer hacia la belleza.

La creación artística reveladora, la que permanece al polvo y a la corrosión de la historia, es aquella que se arriesga, que experimenta, que no tiene pánico al error sino todo lo contrario que parte de él para llegar al acierto y con ello, avanzar y realizarse con determinación. Una creación que no tiene miedo a remezclarse con otras, a acostarse con ideas contradictorias y a ser reflexiva y crítica con lo que la rodea. Una creatividad dispuesta a aprehender y escuchar de otras.

UBICACIÓN