IGLESIA DE SAN VICENTE MÁRTIR

IGLESIA DE SAN VICENTE MÁRTIR

Plaza San Vicente
Anónimo
S. XVI, 1840

Iglesia erigida en el s. XII, muy probablemente sobre una primitiva ermita o iglesia del s. IX – anterior por lo tanto a la fundación de la Villa- por iniciativa del Señor de Ayala y Salcedo Don Garci Galíndez y su mujer Doña Alberta Sánchez. En 1559 se reconstruye un edificio de tres naves, con bóvedas y torre.

Como consecuencia del Ensanche de Bilbao y los sitios carlistas, en el s. XIX se rehabilita la iglesia. La ampliación incluye -además de la sacristía y el pórtico- la casa cural (caserón bilbaíno de 1866 en la esquina de las calles San Vicente e Ibáñez de Bilbao sobre soportal de columnas, que oculta los contrafuertes y la portada tardogótica de los ss. XIII-XVI).

La torre proyectada por José María Basterra reutiliza materiales de la antigua Casa Consistorial de la calle Ribera, mediante un acuerdo entre el Ayuntamiento y la Parroquia, al ejecutarse los Jardines de Albia. El templo ha sido rehabilitado bajo la dirección del arquitecto Joseba Rementería.

La iglesia de San Vicente Mártir, por tener todas sus naves a la misma altura, es una iglesia salón. Pertenece por ello al tipo denominado gótico vascongado, del que tantos y tan magníficos ejemplos existen en el País Vasco. Su espacio interior se presenta imponente, con unas grandes columnas que sustentan la cubrición gótica.

UBICACIÓN