Monumento a las Victimas de la Guerra

Monumento a las Víctimas de la Guerra

Parque Doña Casilda
2006

“Las esculturas dan vida al pueblo y las calles dan vida a las esculturas” así recoge Nestor Basterretxea el sentido del arte. En 60 años de carrera artística, ha cruzado de una disciplina a otra (dibujo, pintura, escultura, diseño industrial y gráfico, arquitectura y urbanismo, cartelismo, fotografía y cine) cultivando todas ellas con dedicación. El “Monumento a las víctimas de la guerra” se trata de un círculo que “semeja una estela funeraria discoidea”. A los pies, el escultor ha dejado un espacio para el poema de Blas de Otero, que ha sido seleccionado por Bernardo Atxaga.

UBICACIÓN